Los espejos biselados son atractivos y versátiles, ideales para colgarlos en la pared del comedor, en las salas de estar o en lugares como pasillos o recibidores, también son ideales para baños, lo que siempre genera una decoración sencilla, pero a la vez elegante en el hogar o incluso en oficinas.

Les compartimos más ventajas:

  • Mejor vista: el borde de cortado en bisel es más agradable para la vista y para el tacto, lo que le otorga un aspecto decorativo por sí mismo.
  • Más seguro: los espejos de ángulo recto son más peligrosos, porque pueden dañar personas y objetos, en cambio el espejo biselado es más seguro para el hogar, sobre todo si hay niños pequeños. Cualquier golpe será más leve.
  • Más durabilidad: los bordes de los espejos que son totalmente rectos tienden a desgastarse con el tiempo. Muchas personas deciden comprar espejos con bisel para solucionar este problema.  

Artículo creado con información de Reflejosdelhogar.com.